miércoles, 29 de agosto de 2007

Antonio Puerta

Un frío día de noviembre de 1984, nació el niño que devolvería la ilusión de todos los sevillistas.


Veintidós años después, el sueño de los aficionados del Sevilla se cumple. Se hacen con la Copa de la UEFA, después de seis décadas sin conseguir título alguno, gracias a la volea de ese niño, convertido en futbolista.


Él, Antonio Puerta, ya no volverá a pisar el terreno de juego. Pero seguirá presente en el Sánchez Pizjuán; seguirá presente en el corazón de aficionados, compañeros y familia. Del mismo modo que él seguirá amando y cuidando a los suyos.

L.S.R.

viernes, 24 de agosto de 2007

Glenn Shaw


Cada vez más, año tras año, todo aquello que creíamos que nunca veríamos, ahora lo vemos; todo aquello que creíamos imposible que aconteciera, ahora forma parte de nuestras vidas.


Por eso para Glenn Shaw, discapacitado físico de 32 años y de origen británico, nada es imposible.


El Everest, de 8.848 metros de altura, es su principal objetivo.


"No llegaré a la cima, pero será un reto personal", admite Glenn Shaw.


Él está dispuesto a lanzarse a la aventura para conmemorar el 50 aniversario de la primera conquista de esta montaña, por parte de Edmund Hillary y Tenzing Norgay.


Shaw utilizará una silla de ruedas suiza, expresamente fabricada para la ocasión. Glenn sufre una grave enfermedad en los huesos y ya intentó escalar la cordillera del Himalaya, en 1977, cuando se rompió las piernas en ocho partes al caer desde una altura de casi 4.000 metros.


Con esta expedición quiere recaudar fondos para "Back-Up Trust", una institución benéfica que tiene como fin ajudar a las personas paralíticas para que puedan llevar una vida normal.


L.S.R.

Hilary Lister

Hilary Lister, es una inglesa de 35 años, que creció en un ambiente totalmente deportivo, llegando a practicar diversos deportes (hockey, natación, netball, esgrima, rugby, piragüismo). Se la veía como a una niña con mucho talento y futuro deportivo. Aunque esa sensación duró poco.

A los 11 años empezó a sentir dolor en las piernas, a los 13 años esos dolores fueron crónicos y a los 15 necesitaba ya una silla de ruedas para desplazarse. Entonces, aun no sabía qué era lo que le causaba esa trágica situación.


Esto no le hizo frenar su agitada vida y decidió ingresar en la universidad de Oxford para estudiar bioquímica. Fue mejorando en la natación hasta tal punto, que fue seleccionada para representar a su país en los Juegos Paralímpicos, cosa que Hilary desestimó al querer centrarse en sus estudios.

Cumplidos los 23 años, los médicos supieron, por fin, lo que le sucedía. Aunque, quizás hubiera sido mejor no saberlo. Le diagnosticaron DSR o Distrofia Simpático Refleja, una enfermedad neurológico degenerativa. Paulativamente había ido perdiendo movilidad y la seguiría perdiendo. No tenía cura alguna.

Que la paraplejia deviniera cuadriplejia fue sólo cuestión de tiempo. Entonces tuvo que dejar la música y el deporte, porque solo podía mover la cabeza, los ojos y la boca. Dependía en todo momento de su marido Clifford, para cubrir sus necesidades más básicas. El dolor que padecía le iba fulminando poco a poco; no solo físicamente, sino mentalmente.

Pero un buen día, un amigo suyo se la quiso llevar a navegar a un lago.


Ese día, sintió como el sol le miraba a los ojos y como el viento le agitaba sus cabellos. Entonces notó que despertaba dentro de si un nuevo motivo por el que seguir luchando.

Más tarde, Hilary conoció a la famosa navegante Emma Sanderson, quien la puso en contacto con Pindar, uno de sus patrocinadores.

Pasó el tiempo, y nació Malin. Un barco adaptado, que no hacía falta emplear las manos o las piernas para dirigirlo, simplemente con el corazón bastaba.

Así que tras meses de preparación, el 23 de agosto de 2005 Hilary Lister, cuadripléjica, partió de los acantilados de Dover, sola, a bordo del 'Malin' para cruzar el Canal de La Mancha. Al cabo de 6 horas llegó a Calais, Francia.

Ahora, se prepara para navegar rodeando las Islas Británicas, y poder seguir sintiendo como el sol le mira a los ojos fijamente y el viento juega con su pelo.


L.S.R.